Lamed Wufniks

“Tal vez haya cincuenta justos dentro de la ciudad. ¿En verdad la destruirás y no perdonarás el lugar por amor a los cincuenta justos que hay en ella?”                            Génesis, 18:24

Treinta y seis hombres justos que justifican el mundo ante Dios mediante sus acciones: esa es, a grandes rasgos, la definición de los Lamed Wufniks.

Jorge Luis Borges no inventó los Lamed Wufniks, solo tomó esta antigua leyenda hebrea para darle difusión mediante su Libro de los seres imaginarios. En la tradición árabe existen unos personajes análogos, los Kutb.

Juan puede ser un Lamed Wufnik, o tal vez no. Lo cierto es que su acción de desenterrar raíces y darles vida no responde a una ambición personal: no se lucra de ningún modo gracias a ellas, es más, probablemente hubiera tenido más estabilidad vital de no haberse pasado varias horas al día en los montes.

 

Anuncios